Los estudiantes viven en ‘dormitorios sexuales’ para hacer sus deberes. (Internet)
Los estudiantes viven en ‘dormitorios sexuales’ para hacer sus deberes. (Internet)

La primera escuela de sexo del mundo, que permite a los estudiantes mejorar sus tácticas y habilidades para ser mejores amantes, ya está en funcionamiento en Viena. Para matricularse en esta institución deberá pagar unos 1,600 euros, informó el .

Cualquier persona mayor de 16 años puede inscribirse en "la primera universidad del mundo de la sexualidad aplicada", señala la flamante directora Ylva-Maria Thompson.

Los estudiantes viven en 'dormitorios sexuales' mixtos donde esperan llevar a cabo sus deberes. "Nuestra educación es central, no teórica, sino esencialmente práctica. El énfasis lo situamos en el cómo ser un mejor amante", explica la directora de la nueva institución.

"Las posiciones sexuales, las técnicas para acariciar, las características anatómicas. Enseñamos también a la gente cómo utilizar las manos", añade.

Un anuncio que muestra una pareja haciendo el amor ya ha sido prohibido por la televisión austriaca. "Está envuelto de manera muy elegante, pero a la práctica se trata de vender sexo", comentó una persona indignada con la nueva iniciativa.