(USI)
(USI)

El , en España, informó que el 40% de las personas que fuman tienen mayor riesgo a contraer cataratas.

Explican que las personas que suelen fumar tienen altas probabilidades de contraer alguna deficiencia ocular respecto a los no fumadores, cifra que podría duplicarse en pacientes de edad más avanzada.

Según los expertos, el humo de puede provocar ardor, irritación e incluso infecciones que derivan en conjuntivitis, pequeñas úlceras o lesiones en la córnea.

Asimismo, el tabaco acelera el envejecimiento celular, estimulando la aparición de enfermedades como las cataratas o la degeneración macular, una de las principales causas de ceguera en el mundo.