Sigue actualizado en nuestra APP

Ex actriz porno se convierte al cristianismo y ahora profesa la palabra del Señor

Jenna Presley llegó a la cima de la fama en la multimillonaria industria pornográfica pero dejó todo para dedicarse a promover las relaciones sexuales después del matrimonio.

Ex actriz porno se convierte en cristiana

De actriz porno a ministra cristiana (Facebook/@BrittniDeLaMora)

De actriz porno a ministra cristiana (Facebook/@BrittniDeLaMora)

Facebook / @BrittniDeLaMora

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Jenna Presley es una ex estrella pornográfica que luego de grabar más de 300 películas para adultos y llegar a la cima en la multimillonaria industria, decidió dejarlo todo y, para desdicha de muchos, volverse cristiana.

Su verdadero nombre es Brittni Ruiz, y era una estudiante universitaria de 18 años que trabajaba como bailarina nudista en México cuando un productor le preguntó si le gustaría hacer películas 'románticas', informa Vancouver Sun.

Pese a la sospecha que eran películas para adultos, se sintió atraída por la idea de ganar mucho dinero y pronto empezó a percibir alrededor de US$900 por película, rodando tres escenas al día.

Ex actriz Porno

Ahora es ministra cristiana (Facebook / @BrittniDeLaMora)

Ahora es ministra cristiana (Facebook / @BrittniDeLaMora)

Facebook / @BrittniDeLaMora

Un año más tarde, en 2006, llegó en segundo lugar en el reality show de Jenna Jameson, 'Jenna's American Sex Star', y en 2010, la revista Maxim la calificó como una de las 12 mejores estrellas del mundo porno.

Luego de asistir a una iglesia cristiana, la ahora conocida como Brittni De La Mora de 29 años, decidió cambiar su vida y entregarla a Jesucristo. Incluso decidió dejar el sexo hasta el día de su boda, ya que fue el mismo pastor de su congregación quien la desposó.

Ex actriz porno se convierte en cristiana

Brittni en el día de su boda (Facebook/@BrittniDeLaMora)

Brittni en el día de su boda (Facebook/@BrittniDeLaMora)

Facebook / @BrittniDeLaMora

"Nunca me canso de contar mi historia porque cada oportunidad que tengo de compartirla es otra oportunidad para glorificar a Dios", comenta Brittni, ahora convertida en una ministra cristiana.

Ahora Brittni está enfocada en ganar almas, ya sean sus compañeras de la industria, u otras mujeres que llevaron una vida sexual desordenada. La ex actriz está dispuesta a llevarlas por el camino de Cristo y les enseña que lo mejor es esperar hasta el matrimonio para tener relaciones sexuales.

Ir a portada