El síndrome posvacacional hace referencia a un estado de malestar genérico, con síntomas tanto psíquicos como físicos. (Foto: Freepik)
El síndrome posvacacional hace referencia a un estado de malestar genérico, con síntomas tanto psíquicos como físicos. (Foto: Freepik)

Las ansiadas llegaron y de seguro entre tus planes están conocer nuevos lugares, visitar a tus seres queridos o simplemente quedarte en tu casa. Cualquiera que sea la actividad que vas a realizar, estos días de relax te servirán para darte un descanso y despejar tu mente, pues no todo es trabajo en la vida.

Sin embargo, todo lo que empieza tiene que acabar y el tiempo de relajo concluyó, por lo que debes retornar a tu organización para continuar con las labores que realizabas. Pero ¿qué pasa si después de haber disfrutado tanto, las ganas de ir a trabajar se te esfumaron? Pues estás con el síndrome posvacacional.

¿Qué es? Es el estado que se produce en el trabajador, quien tras haber gozado de un periodo de vacaciones y de ocio, no se adapta al retorno de la vida activa en su centro laboral, produciéndole molestias e impactando las primeras semanas en su rendimiento.

El portal Entrepreneur publicó un artículo de los tips para quienes están padeciendo por regresar a la rutina laboral. Las recomendaciones están a cargo de , compañía que conecta viajeros con alojamientos.

Entre los síntomas físicos del síndrome posvacacional están: cansancio generalizado, fatiga, falta de sueño, dolores musculares, falta de apetito o de concentración (Foto: Freepik)
Entre los síntomas físicos del síndrome posvacacional están: cansancio generalizado, fatiga, falta de sueño, dolores musculares, falta de apetito o de concentración (Foto: Freepik)

NO PROCRASTINAR

Procrastinar significa posponer o aplazar tareas o responsabilidades por otras actividades que nos resultan más gratificantes, pero que son irrelevantes.

Por ello, si en caso viajaste por tus vacaciones, ni bien llegas a tu casa lo que se recomienda es desempacar tus maletas, no lo dejes para después; si no lo haces, te quedarás estancado en el recuerdo de los días libres que disfrutaste y se te hará más difícil reincorporarte a tu trabajo.

PREPÁRATE PARA TU REGRESO

Una mala idea es llegar al trabajo de golpe. Después de haberte relajado, si encuentras en tu escritorio algunos pendientes acumulados que tenías y peor aún, habías olvidado mapearlos, lo único que conseguirás es aturdirte por no haberlos planificado.

Lo mejor es dejar antes de irte de vacaciones una lista de pendientes para tus primeros días, esto te ayudará a ponerte al tanto eficientemente y a tu propio ritmo.

EL AIRE LIBRE NO SOLO ESTÁ EN EL BOSQUE O PLAYA

Uno de los motivos principales para salir de vacaciones es disfrutar del aire libre, pues encerrado en tu oficina, lo único que tendrás a tu lado son escritorios, computadoras o cualquier otra herramienta.

Sin embargo, no pienses que solo en vacaciones podrás disfrutar del sol, pues así tu trabajo quede en un lugar alejado del campo, playa o cualquier otro paraje, siempre debes encontrar un tiempo para disfrutar del aire libre. Esto te ayudará a mejorar tu estado de ánimo.

Entre los síntomas psíquicos del síndrome posvacacional están: irritabilidad, tristeza, falta de interés o nerviosismo (Foto: Freepik)
Entre los síntomas psíquicos del síndrome posvacacional están: irritabilidad, tristeza, falta de interés o nerviosismo (Foto: Freepik)

HAZ PLANES

Si quieres ver las cosas desde otra perspectiva, sobre todo cuando retornaste de tus vacaciones, lo mejor es hacer planes a futuro para generar una ilusión.

No te decimos que sea algo extravagante, pero planificar una fecha para ir a comer con los amigos, una mini escapada de fin de semana u otras actividades te ayudarán mucho.

NO DEJAR LOS BUENOS HÁBITOS

Aunque en tus vacaciones dejaste de lado algunos hábitos, al retorno es momento de que los retomes, estos te ayudarán a mantenerte activo.

Los ejercicios, la dieta o la meditación deben regresar para que te sientas con ganas de hacer muchas cosas.

Los expertos aconsejan no alargar las vacaciones hasta el día anterior de empezar a trabajar. Se recomienda volver de vacaciones un par de días antes para que la adaptación a la rutina sea más paulatina (Foto: Freepik)
Los expertos aconsejan no alargar las vacaciones hasta el día anterior de empezar a trabajar. Se recomienda volver de vacaciones un par de días antes para que la adaptación a la rutina sea más paulatina (Foto: Freepik)