Pintar las paredes de blanco o con tonos neutrales es una buena opción. (USI)
Pintar las paredes de blanco o con tonos neutrales es una buena opción. (USI)

Es difícil hablar de una sola tendencia en la actualidad. Según Dalia Klinger y Verónica Vélez, diseñadoras de , lo bonito de la decoración de hoy es su flexibilidad. Sin embargo, en el caso de las casas de playa, la restricción va por lo pragmático.

"Cuando se trata de una casa de playa, hay que pensar en qué es más práctico y funcional. Hay que escoger materiales que sean fáciles de limpiar, que duren, que no sufran con la corrosión, que no requieran mantenimiento costoso", explican las diseñadoras.

TEXTURAS NOVEDOSAS

El aluminio pulido o el acero son ideales para los acabados. "También se puede optar por las baldosas de concreto texturizadas con diferentes diseños, incrustaciones y relieves, que pueden dar desde un aire muy contemporáneo hasta una atmósfera romántica", dicen las especialistas.

Otra sugerencia es el 'deck PVC', material que se comercializa en listones y que tiene apariencia de madera. "Se puede usar como acabado en toda la casa o combinado con microcemento en la terraza", agregan.

COLORES UNIDOS

Pintar las paredes de blanco o con tonos neutrales es una buena opción. También evite los contrastes bruscos entre paredes. Busque continuidad. Los colores cálidos pueden emplearse en los accesorios decorativos, como adornos, cuadros, muebles y cojines, entre otros. Asimismo, un estilo que funcionaría bien es el animal print. En el mercado hay cuerina texturizada con estos diseños, la cual no se maltrata y es fácil de limpiar.