Los adolescentes evitan a toda costa las situaciones embarazosas. En el caso de Rain Price, era impedir que sus padres salgan a despedirlo cuando el bus que lo llevaba a la escuela lo recogía en la puerta de su casa en ().

Un día, Rain le dijo a su madre: "Evita que papá salga". Esto lo escuchó Dale Price, quien decidió darle una lección a su hijo pues, en esta vida, hay cosas más duras que afrontar.

Dale, quien sufre una minusvalía, hizo gala de ingenio para disfrazarse durante tres años de la manera más ridícula posible, con el objetivo de hacer a Rain más fuerte a la opinión de los demás y tomarse la vida de manera positiva.

Ahora Rain tiene 19 años y es un misionero mormón en (África Occidental), la zona más castigada por la epidemia del ébola. Dale recopiló todas sus ocurrencias en el blog .