(Reuters)
(Reuters)

Un nuevo descubrimiento ha sorprendido el ámbito arqueológico. Investigadores israelíes han hallado un templo y varios vestigios en Tel Motza, a unos pocos kilómetros de , que eran utilizados para prácticas religiosas de idolatría hace más de 3,000 años.

Según declaraciones de los directores de las excavaciones, se trata de un descubrimiento "sorprendente e inesperado pues no existen vestigios de lugares de culto para el período del reino de Judea".

Los vestigios, que datan del siglo IX o X antes de Jesucristo, de la época del primer Templo de Jerusalén, parecen demostrar que los judíos de esa época conservaron determinadas prácticas idolátricas paralelamente a la práctica dominante del judaísmo.