El Gran Colisionador de Hadrones está ubicado en la frontera franco-suiza. (Valerio Mezzanotti/NYT)
El Gran Colisionador de Hadrones está ubicado en la frontera franco-suiza. (Valerio Mezzanotti/NYT)

El mayor acelerador de partículas del mundo, célebre por su búsqueda del , permitió descubrir otra partícula subatómica cuya existencia era calculada por los teóricos, anunciaron hoy científicos británicos.

Al hacer chocar protones a grandes velocidades dentro del ), los científicos descubrieron el bosón —nombre que se le da a uno de los dos tipos básicos de partículas elementales de la naturaleza— denominado "chi b(3P)", una de cuyas versiones más ligeras era conocida desde hace un cuarto de siglo.

"Mientras que la gente se interesa en el bosón de Higgs, mucha de la masa de los objetos cotidianos tiene por origen la interacción fuerte que estudiamos al utilizar el chi b(3P)", señala el profesor de la Universidad de Lancaster Roger Jones, quien participó en el del LHC.

"Nuestras nuevas medidas son perfectas para poner a prueba los cálculos teóricos de las fuerzas que actúan sobre las partículas fundamentales y nos llevará un paso más cerca de comprender cómo el universo se mantiene unido", indicó la científica Miriam Watson, quien también formó parte del análisis.