Es necesario contar con una gran fuerza de voluntad para lograr ese cambio. (USI)
Es necesario contar con una gran fuerza de voluntad para lograr ese cambio. (USI)

"He intentado dejar de fumar varias veces, pero no he podido. Fumo desde hace diez años y temo enfermarme", dice Eduardo (34). "Mi hijo nació hace un mes y, sinceramente, quiero cambiar", agrega.

En efecto, dejar el hábito de fumar puede ser muy difícil para muchos. Es necesario contar con una gran fuerza de voluntad para lograr ese cambio. "Hay quienes desean dejar de fumar y, simplemente, lo logran. Sin embargo, hay quienes hacen el esfuerzo y no pueden. Ellos necesitan apoyo", afirma Édgar Amorin, cirujano oncólogo de tórax y miembro honorario de la Liga Contra el Cáncer.

ACCIONES A TOMARCuando un adicto a la nicotina –el principal componente químico del cigarrillo– deja de fumar, suele sufrir el síndrome de abstinencia. Ansiedad, sudoración, temblor de manos y malestar son algunos de los principales síntomas. Es un periodo crítico.

La medicina ofrece caminos para eliminar esa dependencia.

Amorin señala que dejar el tabaco requiere un plan de acción en varios campos.

El paciente puede requerir psicoterapia, fármacos, buena dieta, mayor actividad física, acupuntura, tratamiento con láser, entre otros.

TAGS RELACIONADOS