Beber energizantes con alcohol puede ser una trampa mortal. (Internet)
Beber energizantes con alcohol puede ser una trampa mortal. (Internet)

El consumo excesivo de bebidas energéticas que contengan altos niveles de cafeína puede generar nerviosismo, ansiedad, inquietud, insomnio, náuseas y vómitos.

Autoridades de la Digesa y la Municipalidad de señalaron que los síntomas más graves de toxicidad aguda por cafeína incluyen temblores, taquicardia o pulso acelerado del corazón, agitación psicomotora, hipertensión, palpitaciones, mareos, entumecimiento y desmayos.

En el marco del 45 aniversario de los Laboratorios de la Municipalidad de San Isidro, especialistas indicaron que muchas marcas de bebidas energéticas que contienen cafeína, vienen acompañadas de otros ingredientes estimulantes como son la taurina, la riboflavina, la piridoxina, la nicotinamida y otros derivados que pueden significar un riesgo a la salud por su consumo excesivo a largo plazo.

La cafeína estimula el sistema nervioso central y cardíaco, facilita la liberación de catecolaminas, como la adrenalina y la dopamina, y estimula la vasodilatación, mientras que la taurina incrementa la contractilidad cardíaca.

Este tipo de bebidas también presentan inositol, que potencia la acción de la cafeína y de la taurina. El alcohol, por su parte, potencia la aparición de los efectos adversos.

Por todo ello, las bebidas energizantes están contraindicadas para personas con enfermedades cardíacas, hipertensión arterial, trastornos cerebrales neurológicos, embarazadas, menores de 16 años y diabéticos.

ENERGIZANTES CON ALCOHOLEl consumo de bebidas energizantes combinadas con alcohol se ha convertido en una práctica popular entre la juventud para evitar la resaca y poder continuar de fiesta hasta la madrugada. Sin embargo, antes de tomarlas es necesario conocer las reacciones adversas de esta combinación.

Las bebidas energéticas enmascaran el efecto del alcohol y al ser consumidas producen en el organismo una sensación de euforia que permite seguir consumiendo licor sin sentirse mareado.

Sin embargo, esto solo ocurre hasta que pase el efecto de la bebida energizante. Es en ese momento cuando los niveles de alcohol en sangre son altos y puede tornarse letales.