Cada vez son más las personas que deciden divertirse en una fiesta sin la necesidad de beber . Sin embargo, aún existen personas que son reacias a esta posibilidad.

La psicóloga Rocío Gavilán Cañas, experta en materia del comportamiento, en conversación con Marca de España, señala que las bebidas alcohólicas son fuertes depresivos y que muchos no lo notan por el estado fugaz de euforia que provoca al inicio. 

"La bebidas alcohólicas pueden hacernos sentir más desinhibidos en un momento dado y, en consecuencia, podemos pensar que lo necesitamos. Pero realmente el alcohol es un depresivo y, tras un estado de euforia, le sigue un fuerte bajón", indica. 

“Hay muchas experiencias sanas que te hacen sentir alegre sin necesidad de bajones. Salir con amigos es por sí misma una actividad gratificante, no convirtamos lo agradable en algo negativo", agrega Gavilán.

De acuerdo a la doctora, uno de los puntos más preocupantes del consumo de alcohol es que "al ingerirlo, dejamos de controlar nuestras acciones y creemos correcto lo incorrecto debido a esa embriaguez pasajera".

TAGS RELACIONADOS