(Internet)
(Internet)

Los dispositivos médicos implantables, como marcapasos, implantes de cocleares y bombas de medicamento, han ayudado a millones de pacientes en el mundo. Sin embargo, para funcionar, estos aparatos requieren baterías.

Científicos de la , en EEUU, crearon un dispositivo con un radio de ocho décimas de un milímetro, más pequeño que la cabeza de un alfiler. Este no se alimenta con energía de baterías sino con ondas de radio transmitidas desde fuera del cuerpo.

Según explicaron los investigadores, el milímetrico implante puede funcionar de forma inalámbrica implantado a una profundidad de cinco centímetros en el pecho, sobre la superficie del .

Este avance podrá ser aplicado no solo a implantes cardíacos, como marcapasos permanentes, sino a otros aparatos como endoscopios "digeribles", que son cámaras minúscilas que viajan por el tracto digestivo, o estimuladores cerebrales.

"La energía inalámbrica soluciona los dos desafíos (tamaño y reemplazo de baterías). El objetivo para los dispositivos médicos implantables era crear un transmisor de alta frecuencia y un receptor pequeño", señaló Ada Poon, responsable del estudio.

Sin embargo, los científicos subrayan que el estudio está aún en sus primeras etapas y todavía será necesario llevar a cabo más investigaciones para comprobar el funcionamiento de este nuevo implante.