PUNTO DÉBIL. Si no hay Internet, no hay nube. Así de simple. (USI)
PUNTO DÉBIL. Si no hay Internet, no hay nube. Así de simple. (USI)

Según la computación en nube, usted solo necesita un navegador y estar conectado a Internet para trabajar un documento. El archivo se alojará en un servidor remoto y podrá acceder a él desde cualquier computadora con acceso al ciberespacio.

La ventaja: no tiene que comprar discos ni perder tiempo en instalaciones. Servicios como , , , , YouTube y hasta Facebook ya operan bajo esta lógica.

SEGURIDAD CRÍTICAEn el sector empresarial, las licencias para el uso de software original cuestan miles de dólares. Sin embargo, el concepto de nube ha tenido mucho éxito en dicho sector pues permite emplear recursos sin tener que desembolsar esas sumas: todo está en la red. Sin embargo, muchos creen que los datos estarían más vulnerables.

"Es como si creyéramos que el dinero está más seguro debajo del colchón que en el banco", explica Guillermo Moya, director regional de ventas de EMC.

Moya considera que hay mecanismos de seguridad cada vez más sólidos y que, además, la evolución de la nube dependerá de una mayor cobertura de señal y de una banda más ancha. Por lo pronto, es una propuesta atractiva que funciona.