Cuando se empieza con una idea de startup en general hay que crear un nuevo mercado. (Foto: Pixabay)
Cuando se empieza con una idea de startup en general hay que crear un nuevo mercado. (Foto: Pixabay)

Las se han convertido en el negocio de moda, gracias a la flexibilidad que puedes tener al momento de crearlas. Este emprendimiento que nace de ideas innovadoras, está muy ligado a la tecnología y puedes manejarlo desde la comodidad de tu casa. 

Jorge Luis del Carpio, director de la Universidad de Ciencias y Artes de América Latina, brinda seis recomendaciones para la gestión de una startup. 

1. Conoce a tu usuario. Cuando se empieza con una idea de startup en general hay que crear un nuevo mercado. En el proceso para encontrar al público objetivo, es importante que identifiques diferentes potenciales segmentos. 

Luego, debes efectuar una investigación de campo e ir validando lo que imaginábamos para poder diseñar una solución adaptada al público. 

2. Genera una red de contactos. Si tienes una gran red de contactos en el sector en el que deseas emprender tendrás una ventaja competitiva muy importante con respecto a otro. 

El networking es primordial para poder abrir puertas y saltar barreras de entrada. 

3. Crea un prototipo atractivo. Todo emprendedor que se lanza en proyectos innovadores tiene dos factores en su contra, el tiempo y el dinero. 

Es primordial optimizarlos con herramientas como prototipos funcionales, esto permite al emprendedor decidir si persevera con la solución diseñada o si cambia de producto o de mercado. 

4. Diferénciate de la competencia. Si ya tienes un usuario, un problema por resolver y una solución por diseñar, tienes que empezar a reflexionar en la propuesta de valor y la ventaja competitiva. Para ello, es necesario el uso de nuevas tecnologías y de nuevos modelos de negocios o de procesos.

5. Gestiona redes sociales. El emprendedor deberá determinar qué redes sociales son las más adecuadas para comunicar su solución de manera rápida y económica. Es recomendable, en una primera etapa, gestionar una sola red para atacar a su nicho de mercado.