El alemán sacó la moda a una calle sin hombres para presentar en su colección primavera-verano 2015, en una parodia de marcha feminista con modelos de renombre, entre ellas la brasileña .

"¡Hagan la moda, no la guerra!", "¡Feminismo y no masoquismo!", decían las modelos en Chanel que desfilaron como manifestantes en una calle de París de utilería, reconstruida para la ocasión en el gigantesco .

El australiano Baz Luhrmann, director de la película El gran Gatsby, la actriz Julie Delpy y la editora del Vogue norteamericano, , observaron el desfile desde la primera fila.

y lucieron los modelos en los que abundaron colores llamativos que parecían salidos de la era psicodélica.

Tras el desfile, Lagerfeld explicó que su madre había sido una feminista y deploró que en su opinión esa causa "estaba actualmente retrocediendo".

Las divisas de los carteles de estas modelos feministas de la casa fundada por Coco Chanel proclamaban: "Sé tu propio diseñador", "Divorcio para todos" y "Liberen la libertad", justo una semana después del en la ONU en favor de los derechos de la mujer.