Dejar la carrera universitaria no es una decisión fácil. (USI)
Dejar la carrera universitaria no es una decisión fácil. (USI)

No estar satisfecho con la carrera universitaria o los estudios técnicos y querer desertar, es un problema muy común entre los jóvenes estudiantes. Las razones son varias y dependen de cada muchacho, sin embargo, la ansiedad y los nervios por hablar sobre el tema con los padres es común para todos.

Aquí algunas recomendaciones a seguir antes de tomar la decisión final.

ConvencimientoDescubrir que la carrera no era como uno pensaba es la principal razón para cambiar a otro programa académico. Otra razón de peso: el bajo rendimiento. Lo ideal es examinar a fondo los motivos de la insatisfacción.

DiálogoLas decisiones académicas no deben tomarse solas, sobre todo si uno no es independiente económicamente. Lo ideal es que usted converse con sus padres. Hágales saber cómo se siente y qué piensa hacer.

AccionesEl siguiente paso es elaborar un plan. Si está convencido de que no quiere estudiar más esa carrera, hay que parar. Puede optar por el retiro de ciclo o, si ya terminó el ciclo, tomarse un tiempo para reflexionar sobre su futuro. Antes de tomar la decisión final, es conveniente conversar con algún psicólogo sobre el problema, averiguar cuantos créditos se pueden convalidar al cambiarse a otra carrera y el papeleo necesario para dicho proceso.

Volver a empezarElegir una nueva carrera es como tener de nuevo 17 o 18 años. Implica pasar por un nuevo proceso de orientación vocacional –si es que aún no está seguro de qué desea estudiar– y buscar la información necesaria para tomar la mejor decisión ya sea a través de Internet, conversando con amigos, familiares, etc.