(Internet)
(Internet)

Las tradicionales recomendaciones para mejorar la reproducción masculina –como llevar una vida sana, una dieta balanceada, limitar el consumo de alcohol y no fumar– "serían inútiles".

Así lo afirman investigadores de las universidades de Sheffield y Manchester, en Inglaterra, quienes sostienen que los hombres que desean tener un bebé deben pensar en la ropa interior que usan.

Los especialistas sugieren que cambien el tradicional calzoncillo por unos boxer u otras prendas interiores holgadas, al menos en los meses que planean concebir, pues los testículos deben estar uno o dos grados debajo de la temperatura corporal para producir esperma sano. Por ello estos poseen su propio saco donde pueden colgar fuera del cuerpo.

Su estudio –cuyos resultados se publicaron en la revista reclutó a 2,249 hombres en 14 clínicas de fertilidad en el Reino Unido y se les pidió llenar un cuestionario detallado sobre su estilo de vida. A 939 de ellos se les detectó un nivel bajo de movilidad de espermatozoides y el resto había producido esperma de alta movilidad.

El análisis de los datos mostró que aquellos con baja movilidad espermática tenían 2,5 veces más probabilidades de haber sido sometidos a una cirugía testicular, dos veces más probabilidad de ser de raza negra, 1,3 veces más probabilidad de desempeñar un trabajo manual, no usaban calzoncillos sueltos o no habían concebido previamente.

Los investigadores resaltaron que el tipo de trabajo que realiza un individuo y la ropa interior que usa influye en la fertilidad.

"A pesar de nuestros resultados, es muy importante que los hombres sigan las recomendaciones sensatas de salud y vigilen su peso, dejen de fumar y limiten su consumo de alcohol, pero tampoco hay necesidad de convertirse en monjes si desean ser padres", afirmó el doctor Allan Pacey.