Las muñecas muy maquilladas, con cuerpos esbeltos e irreales, de pelos rubios, largos y perfectos acaparan los estantes de la mayoría de tiendas de juguetes. Las Barbies y otras acaban por convertirse en los referentes de miles de niñas y niños en todo el mundo.

La artista Wendy Tsao quería transformar estos juguetes en verdaderos referentes para los más pequeños de la casa.

Malala, o son algunas de las mujeres que forman parte de este proyecto llamado Mighty Dolls.

"Todo empezó hace dos meses. El trabajo de la artista australiana Sonja Singh, encargada de despojar a las Bratz de su llamativo maquillaje y de sus sensuales atuendos, me dejó fascinada. Decidí seguir sus consejos y tutoriales para transformar por mí misma a las muñecas", señala Tsao al diario español .

La artista repintó las caras de varias muñecas comerciales y logró darles un aspecto muy similar a sus propias heroínas.

"En aquel momento estaba buscando un libro para niños sobre la antropóloga Jane Goodall y me di cuenta de que a mí me hubiera encantado poder jugar con una muñeca de ella cuando era niña. Así que decidí hacer versiones de mujeres notables", indica Wendy Tsao quien ha hecho versiones de Malala, Frida Kahlo, Roberta Bondar, J.K. Rowling, Waris Dirie y Jane Goodall.Las muñecas están a la venta a través de Ebay y también pueden solicitarse encargos personalizados en la web de la artista.

Hace algunos meses aparecieron en Sudáfrica las Momppy Mpoppy, unas muñecas con cabello al estilo Afro, piel de color caoba y coronas plateadas. Han tenido muy buena aceptación entre las niñas.

TAGS RELACIONADOS