(www.ia.ucsb.edu/AP)
(www.ia.ucsb.edu/AP)

Dos científicos estadounidenses trabajan en un método para desviar o destruir los asteroides. Según los expertos, con su sistema –llamado DE-STAR– podrían haberse encargado del que cayó el último viernes en en menos de una hora informó el diario chileno La Tercera.

Según los invetigadores Philip M. Lubin y Gary B. Hughes, cambiar la órbita de algo diez veces más grande que el asteroide , que 'rozó' la también el último viernes, demoraría cerca de un año con el proceso de evaporación comenzando a una distancia muy lejana al Sol.

"Hemos discutido estos problemas de manera lógica y racional. Necesitamos ser proactivos en vez de reactivos al enfrentar amenazas. Esquivar y buscar refugio no es una opción", alegó Lubin, físico y profesor de la .

El científico comenzó a trabajar hace un años en el DE-STAR (siglas de Directed Energy Solar Targeting of Asteroids an exploRation). Descrito como un "sistema de defensa orbital de energía dirigida", está diseñado para tomar un poco del poder del Sol y convertirlo en un gran rayo que puede destruir o evaporar asteroides que amenacen a la Tierra.

El sistema también podría servir para desviar un asteroide lejos de la Tierra o a un espacio conveniente en donde puede ser destruido.

"El sistema no es una idea muy lejana de Star Trek. Todos los componentes del sistema existen hoy. Quizás no a la escala que necesitamos, ahí está el desafío, pero sí tenemos los elementos básicos", resaltó Hughes, investigador de la Universidad Estatal Politécnica de California.

Los especialistas estimaron que entre más grande sea el sistema, también lo serán sus capacidades. Por ejemplo una versión de 100 metros podría comenzar a mover cometas o asteroides fuera de su órbita, explicó Hughes, "pero una versión de 10 kilómetros podría hacer llegar 1.4 megatones de energía por día a su objetivo".