El empleo de y el uso de alternativas para consumidores de determinados productos han originado que varias empresas propongan menús dirigidos a su variado tipo de comensales.

Este es el caso de la cadena Kentucky Fried Chicken (KFC) que hace unos días decidió realizar en la primera prueba abierta al público de su menú vegetariano a la que acudieron cientos de personas que dieron su opinión respecto a este producto hecho a base de proteína vegetal pero, según adelantó este conocido restaurante, mantenía el sabor original a pollo.

¿REALMENTE SABE A POLLO?

Un informe realizado por la cadena CNN explica las características organolépticas de este ‘falso pollo’. Según explica el periodista Gustavo Valdés, en el caso de los tradicionales nuggets el sabor del empanizado supera al de la masa al interior que- según asegura- sería más insípida de lo usual.

“No sabe mal, un poquito más chicloso de lo que sería un pollo. No sabe mal”, señala.

Otro de los productos que fue descrito fueron las ‘alitas a la barbacoa’ que, según la explicación, sería un adecuado sustituto al plato de origen animal que se ofrece en esta conocida tienda.

La jefa de comunicaciones de KFC, Staci Rawlins comentó que con esta alternativa esperan ampliar su número de clientes. Asimismo explicó que sus productos se elaboran con proteína de trigo que no ha sufrido modificaciones genéticas y mantendrían los mismo estándares que las proteínas animales que emplean.

Si bien esta muestra solo se efectuó en su local de Atlanta, la cadena espera ampliarla a otros locales cuyos consumidores serían en mayor parte “flexitarianos” que no necesariamente son vegetarianos, pero que quieren reducir su consumo de carne.