La compañía alemana de automóviles  se ha proyectado con un objetivo ecológico. La empresa desaparecería del mercado, para el año 2040, sus vehículos a combustión, es decir, a gasolina.

De acuerdo con el director estratégico de la firma, Michael Jost, esta meta busca cumplir los objetivos del acuerdo de París para contrarrestar el calentamiento global.

"El último lanzamiento de un producto con una plataforma tradicional tendrá lugar en 2026", manifestó Michael Jost, citado por el periódico Handelsblatt.

Calculando que estos vehículos saldrían a la venta en 2030 aproximadamente y que los productos se mantienen una media de unos siete años en el catálogo de Volkswagen, eso significa que los últimos vehículos diésel o de gasolina estarán en venta hasta 2040 como máximo, explicó Jost.

Hay que tener en cuenta que Volkswagen, hasta el momento, posee seis autos eléctricos en venta, sin embargo, quiere que sean 50 en 2020, indicó el presidente del grupo, Herbert Diess.