La tecnología es compatible con los teléfonos inteligentes que se carguen a través de la estándar Qi. (Foto: AP)
La tecnología es compatible con los teléfonos inteligentes que se carguen a través de la estándar Qi. (Foto: AP)

La presentación al mercado de los modelos estuvo lleno de especulaciones y filtraciones, pero la empresa coreana se las arregló para ofrecer algunas sorpresas: Como la posibilidad de que sus nuevos equipos tengan una batería tan potente como para poder cargar a otros smartphones.

La tecnología PowerShare, o carga inalámbrica inversa, no es una función nueva, pues el Huawei Mate 20 Pro lo tiene, pero es una adición nueva y espectacular para Samsung. Esto porque de esta forma supera a Apple en esta tecnología dándole un plus sobre su competencia que ha tenido serios problemas con la tecnología inalámbrica.

La función Wireless PowerShare es sencillo de entender: básicamente si tienes un amigo que está a punto de quedarse con su smartphone descargado, solo tienes que deslizar tu Galaxy S10 debajo del otro equipo, habilitar la función de carga inalámbrica inversa y podrás darle algo de carga.

La tecnología es compatible con los teléfonos inteligentes que se carguen a través de la estándar Qi. Pero también trabajan con accesorios, como los nuevos audífonos Galaxy Buds de Samsung, que según "TechCrunch" ya superaron a los AirPods gracias a su funda de carga inalámbrica.

Cabe precisar que de forma obligatoria uno de los equipos tiene que estar boca abajo para que la carga inalámbrica inversa funcione. Esta es también un poco más lenta que la carga tradicional de enchufe a un tomacorriente.

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS