Meta ha referido también que no habrá nuevas contrataciones hasta al menos pasado el primer trimestre de 2023. (Foto: AFP)
Meta ha referido también que no habrá nuevas contrataciones hasta al menos pasado el primer trimestre de 2023. (Foto: AFP)

Una de las primeras decisiones de tras su llegada a , hace unas semanas, fue el despido de 3,700 trabajadores. De un día para otro, la mitad de la empresa recibía un correo en el que se informaba de su salida.

La jugada de Musk le valió innumerables críticas, sobre todo, porque muchas de las salidas se decidieron, incluso, en tiempo real. Por ejemplo, al ingeniero de software Eric Frognhoefer —uno de los nombres más respetados de la compañía— el magnate lo despidió mediante un tuit luego de que ambos discutieran en dicha red social. En los siguientes días continuaron más despidos y el éxodo voluntario de algunos trabajadores en señal de reclamo. De tener cerca de 7 mil trabajadores en planilla, la empresa pasó a tener en unos días poco menos de tres mil. El multimillonario justificó su decisión indicando que era necesaria una reducción de costos.


REMEZÓN EN LAS BIG TECH

Sin embargo, esta agitación por los despidos no fue exclusiva de Twitter ni de Musk. En los últimos días, varias grandes empresas tecnológicas —también conocidas como Big Tech— han tomado la misma decisión de forma paralela. Sin embargo, las salidas masivas en Meta y Amazon han sido las más sonadas.

En el caso de Meta, la compañía anunció el despido de 11 mil trabajadores (el 13% de la plantilla). No fue una decisión menor. Desde su creación, hace 18 años, la empresa dueña de Facebook, Instagram y WhatsApp nunca había realizado un recorte masivo.

En un mensaje a los trabajadores, Mark Zuckerberg —dueño de Meta— asumió la culpa por la crisis. “Quiero asumir la responsabilidad de estas decisiones y de cómo hemos llegado aquí”, dijo, tras detallar la serie de beneficios que recibirán los despedidos, una lista que incluye una gran cantidad de extranjeros.

Meta ha referido también que no habrá nuevas contrataciones hasta al menos pasado el primer trimestre de 2023.

Por su parte, Amazon también ha provocado un terremoto. La cifra es alta, aproximadamente 10 mil despidos, por más que el total de su fuerza laboral sea 1.5 millones de personas. De hecho, la empresa de Jeff Bezos es una de las principales empleadoras en Estados Unidos.

Esta salida masiva es también el recorte más grande de su historia y se dio a pocos días de una de las fechas comerciales más importantes en EE.UU.: el Black Friday. Esta semana justamente Bezos aprovechó una entrevista en CNN para dar un consejo, que, si bien fue dirigido a los consumidores, podría explicar el actuar en sus empresas. “Si estás pensando en comprar un televisor con una pantalla grande, quizás debas pensarlo mejor y frenar esa decisión, guardar ese dinero y esperar a ver qué sucede. Lo mismo con un frigorífico, un coche nuevo, o lo que sea. Ahora mismo es importante evitar riesgos”, advirtió el magnate ante una posible recesión.

LAS RAZONES

Varios analistas han referido que la pandemia del COVID-19 impulsó a las empresas tecnológicas a realizar una serie de inversiones y contrataciones. Estar en casa debido a la pandemia aumentó el consumo de las redes sociales de los usuarios como también el consumo online. Esto elevó las valoraciones de las big tech como la espuma. Por ejemplo, Meta realizó una gran cantidad de contrataciones. Unos 27 mil empleados se unieron a la empresa entre 2020 y 2021, mientras que otros 15 mil llegaron en los primeros nueve meses de 2022.

En el caso de Amazon, la compañía contrató entre finales de 2019 y 2021 a más de 800 mil empleados. La pandemia les resultó sumamente rentable. Sin embargo, con el término de la misma todo cambió.

En su carta a los empleados despedidos, Mark Zuckerberg también hace un buen resumen de lo que ocurrió tras esta temporada de bonanza. “Al comienzo del COVID, el aumento del comercio electrónico condujo a un crecimiento descomunal de los ingresos. Mucha gente predijo que esta aceleración permanente continuaría incluso después de que terminara la pandemia. Yo también lo hice, así que tomé la decisión de aumentar significativamente nuestras inversiones. Desafortunadamente, esto no salió como esperaba”.

Como menciona el creador de Facebook, tras la pandemia los resultados financieros en el sector tecnológico fueron decepcionantes. Los consumidores volvieron a salir a las calles, pasando menos tiempo en sus móviles y otros dispositivos. Asimismo, volvieron las tendencias de compra anteriores, como las de ir presencialmente a las tiendas. Ello provocó que en los últimos meses los rendimientos económicos disminuyan notablemente.

Y a este panorama se sumaron otros factores, como la recesión económica, la inflación o la caída de los ingresos publicitarios. La profunda y acelerada subida de tasas de interés en EE.UU. también fue un factor determinante.

Y si bien Twitter, Meta y Facebook llamaron la atención por sus miles de despedidos, otras firmas atraviesan una situación similar. Lyft –rival de Uber en Estados Unidos– indicó que recortaría al 13% de sus empleados (aproximadamente 700), mientras que Stripe, una plataforma de procesamientos de pagos, dijo que sacaría al 14% de su planilla (1,100 puestos). Portales especializados señalan que Microsoft, Intel, Apple y Alphabet (Google) también están tratando de contener sus costes de personal, aunque no necesariamente con despidos.

Falta un mes para que acabe el año y no se descartan otras malas noticias laborales en el gigante mundo de la tecnología, las ventas y el entretenimiento.

DATO:

  • En el sector de entretenimiento, la compañía Disney anunció que limitará la contratación de empleados dentro de un plan para reducir costos, que incluirá también otras medidas de ahorro. El mismo camino parece haber tomado Warner Bros, Discovery y Netflix.

VIDEO RECOMENDADO:

Nuevos testigos confirman orden de Pedro Castillo para no capturar a sobrinos
Nuevos testigos confirman orden de Pedro Castillo para no capturar a sobrinos