Google celebra con 'doodle' a Mary Prince, la abolicionista de la esclavitud

Mary Prince es conocida como una heroína nacional en su natal Bermudas por el trabajo de su vida: abolir la esclavitud .

Mary Prince

Google celebra con este doodle el 230 aniversario del nacimiento de Mary Prince. (Foto: Google)

Google celebra con este doodle el 230 aniversario del nacimiento de Mary Prince. (Foto: Google)

Google celebra con este doodle el 230 aniversario del nacimiento de Mary Prince. (Foto: Google)

Redacción Redacción

En el 230 aniversario de su nacimiento, Google honra con un 'doodle' a la heroína nacional de Bermudas,  Mary Prince, por su trabajo por abolir la esclavitud, según reseña el gigante de internet en una entrada de su blog oficial.

Prince nació en Brackish Pond, Bermuda en 1788. Cuando fue vendida como esclava terminó residiendo en la isla de Antigua en 1815, allí se unió a la iglesia de Moravia en 1817, donde aprendió a leer. Ese fue el inicio de su camino para ser Heroína Nacional sin haber recibido una educación formal.

En diciembre de 1826 se casó con Daniel James, un antiguo esclavo que había logrado comprar su libertad. Pero ella fue castigada por quien era su amo en ese momento al desposarse con un hombre negro libre. En dos años el matrimonio se separó, pues la familia de Prince se mudó a Inglaterra llevándola con ellos.

Pero en Inglaterra ya no se permitía la esclavitud desde la aprobación de la Ley de Comercio de esclavos de Gran Bretaña de 1808, aunque la práctica seguía en ejercicio en las colonias británicas. Así, Prince era legalmente libre, pero carecía de los medios para mantenerse y si intentaba volver con su esposo corría el riesgo de volver a ser esclavizada.

Con esta disyuntiva, en 1829 se convirtió en la primera mujer en presentar una petición al Parlamento, en defensa de su derecho humano a la libertad. Ese mismo año, el movimiento "abolicionista" antiesclavista introdujo un proyecto de ley que proponía que cualquier esclavo de las Indias Occidentales traído a Inglaterra por sus propietarios debía ser liberado.

El proyecto no prosperó, pero sirvió de impulso para el inicio de cambios en favor de la causa abolicionista. En ese contexto es que dos años más tarde Prince publicó su autobiografía, la primera narración de esclavos en Inglaterra obra de una mujer negra. Dicho libro terminó siendo decisivo para convertir la opinión pública británica contra la institución centenaria de la esclavización humana.

"Fui mi propia esclava", escribió Prince en la "The History of Mary Prince, a West Indian Slave". "Sé lo que sienten los esclavos: puedo decir por mí misma qué sienten otros esclavos y qué me han dicho. El hombre que dice que los esclavos son bastante felices en la esclavitud, que no quieren ser libres, ese hombre es ignorante o una persona mentirosa. Nunca escuché a un esclavo decir eso".

El libro apareció en 1731. Fue impresa tres veces en su primer año. Contiene pasajes desgarradores como cuando Mary recuerda que fue vendida "como oveja o ganado" el mismo día que sus hermanas Hannah y Dina fueron vendidas a diferentes amos.

"Cuando terminó la venta, mi madre nos abrazó y besó, y se lamentó por nosotras, rogándonos que mantuviéramos un buen corazón y cumpliéramos con nuestros nuevos maestros. Fue una triste despedida; una fue por un lado, la otra a otro, y nuestra pobre mamá se fue a casa sin nada".

Google explica en su blog que se presentaron dos demandas por calumnias contra el editor del libro en 1833. Mary Prince testificó en ambas reprendiendo efectivamente cualquier afirmación de que el libro era inexacto o difamatorio. Después de este acto, no existen constancias de sus movimientos. Se cree que se quedó en Inglaterra o que regresó a casa con su esposo en Bermuda.

Lo cierto es que el 1 de agosto de 1838, cerca de 80 mil esclavos que vivían en las colonias británicas en todo el Caribe fueron liberados tras la aprobación de la Ley de Abolición de la Esclavitud de Gran Bretaña, aprobada por el Parlamento dos años después de la publicación del libro de Prince.

Tags Relacionados:

Mary Prince

Ir a portada