En la lucha contra la pandemia del se ha evidenciado que la tecnología es un gran aliado para científicos, personal médico y fuerzas del orden. Tal es el caso de la robótica que ahora es empleada en la fabricación de respiradores mecánicos y viseras de protección para hospitales.

MIRA: Investigadores del MIT y Harvard están desarrollando una mascarilla que se ilumina al detectar al coronavirus

En , la compañía Boyce Technologies, utiliza los brazos robóticos de ABB para fabricar 300 ventiladores mecánicos por día. Este logro ha posicionado a la compañía, dedicada a la fabricación de equipos para servicios públicos, como la única compañía no médica, que cuenta con la aprobación de la FDA, la agencia del gobierno de los EE.UU. responsable de la regulación de aparatos médicos.

La Corporación de Desarrollo Económico de la Ciudad de Nueva York ordenó las primeras 3.000 unidades de los respiradores de bajo costo que ayudan a los hospitales a ampliar su capacidad para atender a pacientes con necesidades críticas de ventilación. Además, existen planes en marcha para expandir la distribución a las partes del mundo donde la pandemia es más grave.

Por su parte, en España, la compañía Nagami Design, dedicada a la fabricación de muebles de diseño en 3D, programó sus brazos robóticos para imprimir 500 viseras de protección al día, que luego son donadas al personal sanitario de dicho país.

Mira también:

Gracias a la tecnología de extrusión de la robótica, la firma española puede producir una máscara de protección cada cinco minutos.

Estas viseras se producen mediante el modelado de deposición fundida, capa por capa, utilizando PETG (Polietileno Tereftalato de Glicol), un material duradero, 100% reciclable, y que tiene una robusta resistencia química de alto impacto.

ROBOTS DE LA SALUD

La robótica en el sector de la salud representa una gran ventaja, principalmente en los momentos en el que el trabajo médico se vuelve repetitivo o el personal de la salud se ve obligado a exponerse a patógenos peligrosos o virus. Aquí es donde los robots sirven de gran ayuda, a fin de minimizar esta exposición durante la investigación científica.

Un ejemplo de esta ayuda robótica en el campo médico es YuMi, un robot que tiene la capacidad de trabajar cerca a los humanos, y que desde el 2019 trabaja en el sector de salud, junto al personal médico del Texas Medical Center (TMC) en Houston, Texas.

MIRA: Facebook lanzó su aplicación de Internet gratis ‘Discover’ exclusivamente en Perú y aquí puedes descargarla

YuMi asiste al personal médico y de laboratorio en actividades repetitivas y que consumen mucho tiempo, además de realizar tareas logísticas en hospitales.

Es así que la robótica presenta importantes oportunidades de crecimiento en el futuro, sobre todo para la medicina, frente a situaciones extraordinarias como una pandemia.

Se estima que para 2025 el mercado mundial alcanzará una cifra cercana a los 60.000 robots médicos no quirúrgicos, una cifra que podría multiplicarse debido al estado de emergencia actual.

VIDEO RELACIONADO

Robots se unen a la fabricación de ventiladores mecánicos y mascarillas

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR