Tres jóvenes peruanos inventan un líquido que pretende salvar al mundo [FOTOS Y VIDEO]

Mil millones de toneladas de alimentos se desperdician al año. En Perú, tres jóvenes acaban de inventar la solución para este problema mundial.

Pablo Vilcachagua
Pablo Vilcachagua

La primera vez que Ximena Adriazola, Miguel Malnati y Daniel Oviedo fueron a visitar a distintos empresarios, ellos les dieron apenas unos minutos para la entrevista. La escena era la siguiente: Tres jovenes menores de 30 años intentando vender un producto nuevo y revolucionario, que prometía atacar a un problema que aqueja al sector agrícola. La sustancia aún no estaba producida y tampoco había una planta dónde desarrollarla, pero al trío lo respaldaba una serie de premios ganados y el tener todo el modelo de producción y estudios de mercado listos. Solo necesitaban el último empujón, ese mismo que buscaban parándose al frente del empresario para venderle el producto.

Sin embargo, los ‘no’ eran rotundos.

MILLONES DE ALIMENTOS PERDIDOS

“Siempre sintieron que éramos muy chibolos para lo que estabamos haciendo”, dice, con una sinceridad conmovedora, Miguel Malnatí, un joven de 24 años recientemente graduado en Ingeniería Industrial. Saber con exactitud en qué momento se interesó por el desarrollo de productos nuevos es un poco difícil ya que recuerda que creció jugando por los pasillos de la empresa de su abuelo, quien era químico. Ya de adolescente se convirtió en su ayudante preferido y hasta se dio el tiempo para sacar sus productos a la venta. Sus líquidos de limpieza eran lo más vendido de su barrio de San Miguel.

Miguel es uno de los fundadores de Bio Natural Solutions, una empresa que no pasa los dos años de creación y que tiene a Bio Natural Cover como su producto estrella. El camino inició con una queja. Con Ximena, de 23, siempre conversaban sobre la rápida descomposición de los alimentos que llevaban a la universidad. Sus plátanos y mangos apenas si les duraban en pleno verano y muchas veces tuvieron que tirarlos a la basura sin haberlos probado. Pasó poco para que se mudaran de la queja a la acción. Se pusieron a investigar más sobre este problema y encontraron un dato estremecedor: un tercio de alimentos se pierden, se estropean, sin ser consumidos en todo el mundo.

Ximena Adriazola

"El apoyo de mi familia es fundamental. Ellos saben que se trata de un proyecto grande, a largo plazo. Mis primos a veces encuentran datos y me los pasan, están pendientes del proyexto", cuenta Ximena Adriazola, egresada de Ingeniería Industrial de la Universidad de Lima. (Renzo Salazar/Perú21)

"Mi familia sabe que se trata de un proyecto grande, a largo plazo. Mis primos a veces encuentran datos y me los pasan, están pendientes del proyecto", cuenta Ximena Adriazola, egresada de Ingeniería Industrial de la Universidad de Lima. (Renzo Salazar/Perú21)

La organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) explica que esto se debe a factores que aparecen en la recolección, almacenamiento, embalaje, transporte y un enorme etcétera. Este potente dato llevó a que Miguel y Ximena entendieran que su problema con sus mangos y plátanos en realidad era solo un pequeño botón de un obstáculo global.

Es así que aplicando materiales completamente orgánicos, la pareja de ingenieros logró crear una sustancia capaz de alargar la vida útil de los alimentos, principalmente las frutas. Era un invento logrado en la casa de Miguel, una creación casera pero efectiva.

La alegría por su creación vino de la mano con una gran oportunidad. La Universidad de Lima convocó a estudiantes emprendedores para que se inscriban en el concurso ‘Primer Paso’, que premia con 25 mil soles al mejor proyecto. Por aquel entonces, julio de 2016, el dúo se convertiría en un trío. Daniel, egresado de Administración de ISIL, se encargaría de la parte comercial de la flamante Bio Natural Solutions.

Es así que el grupo quedaría conformado por Miguel en el desarrollo del proyecto (CTO); Ximena, en la gestión del proyecto (CEO) y Daniel en el área comercial (CMO). Su desempeño en ‘Primer Paso’ sería como un vendaval.

“El hecho de validar tu idea fomenta la creatividad. Si bien teníamos una idea ganadora existían temas donde nos teníamos que capacitar, como el hecho de armar un modelo de negocio”, recuerda Ximena sobre las dificultades del concurso. El proceso terminaría en diciembre de ese mismo año. Ellos saldrían ganadores. Una fotografía de los tres sosteniendo el cheque de 25 mil soles se convertiría en el mejor recuerdo de aquella noche, la cual serviría como nuevo empujón para seguir escalando.

La primera gran decisión del grupo vendría en aquellos días. Luego de escuchar de StarUp Perú, una iniciativa del Ministerio de Producción para emprendedores, decidieron reservar el dinero ganado como fondo para poder concursar.

SOLUCIONES NECESARIAS

Ximena describe a Bio Natural Cover como un recubrimiento 100% natural y comestible que alarga la vida util de las frutas hasta hasta un 200%. “A diferencia de lo que hay en el mercado, nuestro producto es totalmente sostenible, no impacta al medio ambiente y es de consumo inmediato”, indica.

La fórmula se guarda bajo siete llaves pero su funcionamiento se basa mantener la humedad en el fruto e impedir que le ingrese el oxígeno. Si en 10 días una palta recién cosechada ya comienza a mostrar una gran cantidad de deterioro, si se le echa BNC esta podría alargar su vida el doble de días. Una creación importante si, además de los datos brindados por la FAO, tenemos en cuenta la utilidad que podrían encontrar en este producto los exportadores.

“Una palta que se exporta a China solo dura un día en vitrina debido a los días perdidos en el traslado en barco. Con BNC tendrían más días para vender”, ejemplifica Daniel, que asegura que por el momento el líquido se planea ofrecer directamente a las empresas encargadas de producir y vender los productos, más no al consumidor final.

El líquido no tiene sabor y es transparente, dos características fundamentales para el grupo de inventores en su intención por transmitir el mensaje de que su producto es orgánico. No cambia el sabor de las frutas ni altera alguna cualidad física.

Miguel Malnati

"Mi abuelo fue emprendedor, él tenía su empresa y siempre me decía que tenga algo propio", recuerda Miguel Malnati, también egresado de Ingeniería Industrial de la U. de Lima. (Renzo Salazar/Perú21)

"Mi abuelo fue emprendedor, él tenía su empresa y siempre me decía que tenga algo propio", recuerda Miguel Malnati, también egresado de Ingeniería Industrial de la U. de Lima. (Renzo Salazar/Perú21)

ENTRAR A LAS LIGAS MAYORES

Participar del StartUp Perú le permitió a tres jóvenes a iniciar un proceso de capacitación aún mayor. Quizás ahí resida la diferencia entre quedarse y avanzar. Para ellos, recién egresados, conocer sobre los distintos requisitos para la conformación de una empresa, validación de su producto, mejoras, implementación de una planta, modelo de negocios y otros puntos más significaba un terreno completamente nuevo. Una vez más tenían que capacitarse.

“No es fácil porque es un proyecto va dirigido al sector industrial, donde se mueven miles de toneladas. Es un proyecto rígido, no es como una startup que en seis meses ya está en el mercado. Aquí, tienes que implementar una planta de 200 mil dólares y vender a empresas que facturan millones”, cuenta Ximena, quien asegura haber ido a todos los talleres a los que se les invitaba.

“Siempre había algo que aprender, eso sabíamos desde el inicio”, remata Daniel.

Bio Natural Cover logró ser uno de los emprendimientos ganadores de la quinta generación de StarUp Perú. El premio de cincuenta mil soles fue invertido, entre otras cosas, en la implementación de su centro experimental en San Miguel.

En el camino, el emprendimiento de estos tres jóvenes se encontró con diversos apoyos y modelos a seguir. Aunque la lista es grande, ellos consideran que el soporte de Bioincuba, empresa especializada en dar asesoría técnica especializada a proyectos tecnológicos, ha sido la más determinante hasta ahora. Incluso, gracias a ellos pudieron implementar un laboratorio en Santa María para realizar el envasado del producto. El local pertenece al Centro de Innovación científica, ecológica y académica de la Universidad Cayetano Heredia.

A punto de cumplir dos años, el trío se encuentra realizando las validaciones comerciales de su producto a nivel industrial. A su vez están en la búsqueda de empresas para poder probar el producto y así conseguir la versión final. Bioincuba también les ha ayudado como canalizador de contactos y así ya no tienen que ir a tocar puertas y -lo mejor- arriesgarse a no ser escuchados. Por ahora, son tres las empresas interesadas en Bio Natural Cover.

Del mismo modo, el próducto ha presentado la solicitud de patente a diversos países de forma estratégica, con miras a poder exportar su invento en un futuro.

“Ya se encuentra probado en laboratorio, pero ahora toca probarlo a nivel industrial”, explica Ximena, que espera que en mayo de 2019 el producto pueda salir a la venta.

Daniel Oviedo

"Cuando decido ser parte del grupo pasaba por un momento difícil en mi vida. Salía de un negocio en donde había perdido mucho dinero. .Estaba en la bancarrota; sin embargo, confié y me atreví a meterme en el proyecto", comenta Daniel Oviedo, egresado de Administrador de la USIL y también estudiante de Ingeniería Industrial. (Renzo Salazar/Perú21)

"Cuando decido ser parte del grupo salía de un negocio en donde había perdido mucho dinero. Estaba en la bancarrota; sin embargo, confié y me atreví a meterme en el proyecto", comenta Daniel Oviedo, egresado de Administración y actualmente estudiante de Ingeniería Industrial. (Renzo Salazar/Perú21)

El entusiasmo nunca se ha alejado de estos tres jóvenes que en dos años se han vuelto expertos en agricultura, química, exportación, marketing, administración, patentes, etc. Una conversación entre Miguel y Ximena en un aula universitaria se convirtió en el punto de partida, en la excusa perfecta para el difícil camino que significa transitar de la teoría a la práctica, del papel a la acción. Sí, porque donde algunos ven solo problemas, otros ven la oportunidad perfecta para cambiar el país, y por qué no, el mundo.

DATO:

Bio Natural Solutions participa esta semana en el Future Agro Challenge, que se realiza en Turquía. Representa al Perú en la categoría Emprendedores.

La web de la organización ha lanzado un espacio de crowdfunding para apoyar el proyecto de Miguel, Ximena y Daniel. El objetivo es recolectar dinero para que Bio Natural Cover pueda ser lanzado el próximo año.

PUEDES AYUDARLOS AQUÍ

Por: Pablo Vilcachagua (@pablovil)

Leer comentarios ( )

Ir a portada