(Reuters)
(Reuters)

La bloguera opositora cubana se mostró hoy "esperanzada" aunque cauta con la reforma migratoria cubana, después de presentar sin problemas su documentación para obtener un pasaporte y poder viajar al extranjero.

, que entró hoy en vigor, elimina los requisitos del permiso de salida ("tarjeta blanca") y la invitación que los cubanos debían presentar para viajar al extranjero. Los artículos 23 y 25 de la norma prevén ahora la libre tramitación del pasaporte, así como la libre salida del país con un pasaporte válido.

"Tengo que regresar en 15 días, no naturales, sino laborables", dijo Sánchez al salir de la oficina de migraciones del barrio habanero del Vedado, adonde acudió muy temprano a hacer los trámites para su nuevo pasaporte. "A partir de ahora, contando, me imagino que sea mitad de febrero", agregó.

"Solo en ese momento, cuando tenga el pasaporte, podré confirmar que al menos han cumplido el artículo 23", comentó Sánchez. "Me faltaría experimentar en carne propia si voy a lograr superar el 25, que es ya en la frontera aeroportuaria".

"Le he preguntado (al funcionario) si puedo reservar ya un boleto de avión, si es seguro que voy a poder viajar, y me han dicho 'puede reservarlo'", comentó la bloguera.

"Tengo esperanza pero cuando me vea montada en el avión lo voy a creer", expresó a periodistas Sánchez, cuya tarjeta blanca –permiso de salida al exterior– fue vetada 20 veces por las autoridades en el pasado.

La ley migratoria es una de las reformas introducidas por el presidente desde que sustituyó en el mando a su hermano enfermo , quien impuso restricciones para salir de la isla en 1961, en medio de grandes tensiones con Estados Unidos, en una época álgida de la Guerra Fría.

Según las nuevas reglas los cubanos, podrán viajar si cuentan con una visa al país de destino –si este lo requiere– y su pasaporte, pero este último documento puede ser denegado por las autoridades por "razones de defensa y seguridad nacional", una cláusula que algunos en la pequeña comunidad de disidentes aseguran podría aplicársele.

También es causa de denegación ser sujeto de un proceso penal en marcha o para "preservar la fuerza de trabajo calificada", así como manejar información sensible para el país. Los deportistas, ciertos funcionarios, militares y profesionales "vitales" seguirán con algunas restricciones, señalaron las autoridades cubanas previamente.

La nueva ley permite también que los menores de edad salgan del país, pero con permiso notarial de sus padres o tutores legales.