, vocalista de Green Day, perdió los estribos luego de que su tiempo en el escenario fuera reducido en el festival de música iHeart Radio. El cantante reaccionó insultando a los organizadores y destrozando su propia guitarra.

, la causa del recorte fue el hecho de que el artista anterior, Usher, tomó más tiempo del planeado. En vez de hacer que el concierto dure más, los organizadores decidieron deducir el tiempo que faltaba de la banda californiana.

Luego de que se anunciara que solo le quedaba un minuto en el escenario, Armstrong despotricó contra los productores e insinuó que su banda merecía más al exclamar que entraron en actividad en 1988 y que él no es Justin Bieber.

Green Day actuó el 22 de setiembre en el festival de música iHeart Radio, que tuvo lugar en Las Vegas.

Vía