11 personas resultaron heridas durante la madrugada en en enfrentamientos entre la policía y manifestantes tras la presentación de un durísimo paquete de ajustes por parte del gobierno.

Un manifestante fue llevado al hospital y el resto son agentes que sufrieron lesiones leves con piedras y otros objetos que les lanzaron quienes protestaban frente al Parlamento de Lisboa, al que el gobierno presentó el lunes un plan de ahorro para el 2013 con más y muy fuertes aumentos de impuestos, así como nuevos recortes sociales, según informó la agencia DPA.

Más de mil personas se reunieron para manifestarse contra el nuevo presupuesto, exigir la renuncia del gobierno e intentar entrar en el Parlamento.

Sin embargo, los enfrentamientos se produjeron con una decena de personas que permaneció en el lugar hasta altas horas de la madrugada.

Las medidas de ahorro adoptadas hasta ahora por el gobierno del primer ministro llevaron a una profunda recesión, que este año alcanzará un mínimo del 3 % y dispararon el desempleo a un récord histórico del 15.9 %.

El gobierno tiene, además, proyectado reducir aun más las jubilaciones, aumentar los impuestos sobre los inmuebles, los vehículos y la gasolina, entre otros, bajar los gastos públicos en concepto de pagos por desempleo y seguro contra enfermedad y gastar menos en educación.