Una gran explosión fue registrada este miércoles en la capital Siria de Damasco, cerca, tanto de un hotel donde se alojan observadores de la ONU y un complejo militar, .

La televisión estatal siria reportó 3 heridos, ninguno de ellos trabajador de las Naciones Unidas.

Si bien todavía no se puede confirmar a ciencia cierta cuál era el objetivo de este atentado, un miembro de alto mando del grupo rebelde Free Syrian Army – la mayor fuerza opositora por el momento- afirmó a AFP que la explosión estaba destinada a ocurrir durante una reunión entre oficiales del ejército y la milicia que apoya a .

Mientras tanto, grupos que se autodenominaron "Los Descendientes de la Brigada del Profeta y de la Brigada de al-Habib al-Mustafa" indicaron en una página en Facebook que eran responsables conjuntos del ataque, que dijeron que mató a 50 soldados, indicó Reuters.

Grupos rebeldes en competencia suelen adjudicarse los ataques y con frecuencia no queda claro quién está realmente detrás de ellos.

Según la BBC, Dama Rose, el lugar donde ocurrió la explosión, es un área de alta seguridad conteniendo varios edificios de gubernamentales y militares.

Videos recopilados por muestran el área de la explosión, todavía en llamas, en un lote cercano a unos vehículos de la ONU.

La violencia en Siria, que según fuentes de la oposición ha cobrado 18.000 vidas desde el inicio de la revuelta popular contra Assad en marzo del año pasado, ha llevado a 1,5 millones de personas a desplazarse dentro de Siria y ha obligado a muchos a huir del país.