ReportuitPartidarios del expresidente de , , salieron a las calles para pedir su restitución, enfrentándose violentamente con las fuerzas del orden de este pequeño archipiélago ubicado en el océano Índico y habitado por 400.000 personas.

Nasheed, quien fue el primer presidente elegido democráticamente, declaró a la prensa este miércoles que fue obligado a abandonar su cargo a punta de pistola, en lo que consideró fue un golpe de estado. Además, exigió la renuncia del nuevo mandatario, Mohammed Waheed Hassan, y prometió a sus seguidores luchar para volver al poder.

Según , el exmandatario renunció el martes, luego de meses de protestas en su contra por parte de opositores, a las que se unieron sectores de la policía y el ejército.

Las protestas iniciaron cuando Nasheed ordenó el arresto de un juez que dificultaba las investigaciones sobre la fortuna del anterior mandatario, , quien gobernó Maldivas durante 30 años.

Hassan – quien fue vicepresidente del gobierno de Nasheed – exhortó a la nación dejar atrás estos meses de violencia y protestas en aras de la unidad nacional. Sin embargo, los días de convulsión en el país insular no parecen terminar.

AP informó que este miércoles la policía intentó dispersar con gases lacrimógenos una manifestación de 1.000 personas que pedía la restitución del expresidente, mientras que los simpatizantes de Nasheed causaron destrozos y atacaron con bombas incendiarias la sede de un canal de televisión que había criticado a su líder.

Citizentube recopiló varios videos sobre la caótica situación en Maldivas. Un de ellos muestra a Nasheed siendo acorralado por la policía dentro de un negocio, aunque de si arrestarlo o no.