Un grupo de estudiantes de la (EEUU) construyó un traje que .

Construido por el equipo Ascending Aggies, el utiliza ventosas y un sistema de aspiradoras para acoplar a una persona a las superficies y poder subir los edificios sin la necesidad de usar ganchos u otro tipo herramienta.

El invento se desarrolló como parte de un concurso de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, venciendo a otras 16 universidades participantes y siendo merecedores de US$50 mil en financiamiento para este proyecto.

Cada una de las ventosas tiene el poder de succionar de alrededor de 4.5 (libras por pulgada cuadrada) lo que le da la capacidad máxima de aguantar un peso de 300 libras (136 Kg.), mientras que la espuma que rodea a las ventosas se amolda a la forma de las superficies.

Si bien su potencial como herramienta de rescate es indudable, es de notar que, debido a su dependencia en aspiradoras, el traje es demasiado ruidoso para misiones secretas, cuestión que sus creadores piensan mejorar en el futuro.

Vía io9.