Cuenta con más de 300 metros de altura, tiene 72 pisos, departamentos valorizados entre 43 y 62 millones de euros, está recubierto de vidrio y es el rascacielos más alto de toda Europa.

The Shard, la imponente mole de vidrios y concreto, está ubicado en Londres y ha recibido una serie de críticas. Sus detractores lo han catalogado de elitista y quienes defienden el patrimonio de la ciudad hacen notar el contraste de esta moderna arquitectura con el paisaje tradicional de Londres.

Es innegable que la construcción de este edificio ha concentrado varias miradas. Una de ellas es la del fotógrafo especialista en arquitectura, , quien junto al director Dan Lowe han creado un timelapse (secuencia) de las últimas semanas de construcción de este rascacielos.

Según escribieron en su , la grabación empezó desde los primeros meses de 2012.