Este lunes, rebeldes sirios mataron a 23 soldados, según un grupo de derechos humanos opuesto al presidente , en combates alrededor de la ciudad de , deteriorando el débil alto al fuego patrocinado por Naciones Unidas.

El enfrentamiento en las afueras de Rastan se produjo tras un intenso bombardeo de la ciudad, en el que las fuerzas de la oposición dijeron que habían muerto al menos nueve personas, incluido el comandante rebelde local.

Rastan, a 25 kilómetros al norte de la ciudad de , ha estado bajo control del Gobierno sirio en varias ocasiones desde el inicio de la revuelta de la primavera árabe en marzo del 2011.

Los bombardeos comenzaron el domingo y se intensificaron durante la noche, dijeron activistas, en un nuevo revés para el alto al fuego declarado por el enviado de paz, Kofi Annan, hace un mes y supervisado en el terreno por una misión de observadores de la ONU.

"Bombas y misiles han estado golpeando la ciudad desde las 3 de la mañana (medianoche GMT) con una frecuencia de una por minuto. Rastan ha sido destruida", dijo un miembro del Ejército de Liberación Sirio (FSA, por sus siglas en inglés) en la ciudad, a 25 kilómetros al norte de la ciudad de Homs, que no quiso identificarse, a la agencia Reuters.

Como se observa en el primer video, los observadores internacionales fueron rodeados por un grupo de manifestantes que exigían la liberación de sus compañeros detenidos.

Quienes presenciaron los combates del domingo, también compartieron videos en Youtube en los que se observa la multitudinaria manifestación y los combates en las ciudades sirias.