ReportuitHay gente que le gustan los deportes extremos: puenting, escalar montañas sin equipo de ayuda, practicar paracaidismo entre otras actividades. llevó sus proezas al límite y cruzó un cañón de 3.000 pies (cerca de 1.000 metros) de profundidad sobre una cuerda floja, como si de acróbata de circo se tratara.

El audaz deportista de 39 años no solo mantuvo el equilibrio en la precaria superficie, también lidió contra los fuertes vientos que atraviesan el , al este de San Francisco, EE.UU.

El video, que puede ser encontrado en el canal de Youtube , muestra como Dean atraviesa la inestable cuerda de un extremo a otro del cañón. Una cámara puesta en el visor del mismo Potter nos deja ver su punto de vista durante el trayecto.

En un momento, el deportista pierde el equilibrio, se detiene sobre una pierna y recupera la estabilidad.