Vivimos todos los días sin darnos cuenta de las ventajas que nos da el hecho de que la gravedad nos mantiene sobre la tierra. Pero, ¿qué pasaría si esto no fuera así? Con la posibilidad de que, en cualquier momento, nos pudiéramos 'caer' al cielo, ¿cómo sería nuestra vida?

Este es el caso de Barney, protagonista del cortometraje , quien tiene que superar diariamente el reto de que, para él, la gravedad se encuentra invertida.

La animación, fruto del trabajo de los realizadores franceses Kimberly Honma, Clément Lauricella y Arthur Seguin, brilla no solo por su historia agridulce – la cual refleja los problemas y discriminaciones que enfrentan muchas personas con alguna discapacidad-, sino también por los ingeniosos mecanismos que los productores tuvieron que diseñar para que su personaje pueda vivir una vida cotidiana pese a su problema.

from on .

El cortometraje, que ha sido apreciado por 24 mil personas en menos de una semana, . Un video sobre la realización del mismo puede ser encontrado en .

Vía .