Rahat no viste ningún traje de invisibilidad como truco para evitar pagar por la comida que compra en los fast food. El 'conductor invisible' de Virginia (Estados Unidos) es un joven mago que, aplicando un poco de creatividad, ha dejado atónitos a trabajadores de restaurantes de comida rápida.

Él diseñó un truco para que el asiento del conductor parezca totalmente vacío y, así, hacer pensar que se trata de un hombre invisible. Su 'magia' está en esconderse detrás del asiento del auto y, desde ahí, hacer andar el auto para hacer pensar a los que demás que es un fantasma quien lo está conduciendo.

Cuando Rahat está en su escondite, avanza hacia la ventanilla de entrega de comida. El empleado, al ver que no hay nadie en el carro que se acaba de detener, se da con una sorpresa que lo hace exclamar frases como "¡¿Qué diablos está pasando?!".

El video fue subido a el martes 8.