El ha reunido una serie de imágenes de la superficie de la tierra a partir de observaciones por satélites Landsat desde 1972. El programa ha sido gestionado entre la y el .

Estos satélites han recogido información de la tierra desde el espacio logrando capturar la perspectiva de los cambios naturales de la Tierra, el impacto de la humanidad en los ecosistemas, el crecimiento urbano, los efectos del cambio climático, entre otros.

Estas imágenes no solo permitirán a la gente observar las modificaciones que ha sufrido la superficie terrestre, sino que ayudarán a estudiar nuestro mundo y evaluar los cambios por los que ha pasado, según se explica en la .