Cientos de manifestantes propalestinos se concentraron este sábado ante las embajadas israelíes en París y en Londres para protestar contra la operación militar israelí en la en la que han muerto 40 palestinos.

En , unas 5 mil personas, según los organizadores, respondieron al llamamiento de concentración en París y en otras ciudades francesas lanzado por varias asociaciones y respaldado entre otros por el Partido Comunista Francés (PCF) y Europa Ecología los Verdes (EELV).

"Aquí, los niños pierden sus peluches, en Gaza, son los peluches quienes pierden a sus niños", denunciaba una pancarta en alusión a los niños muertos en la operación "Pilar de defensa"

"Israel lárgate, Palestina no es tuya", "Gaza, no te olvidamos" o "Israel criminal, [el presidente francés François] Hollande cómplice" eran algunas de las denuncias que se podían leer en las pancartas.

En Londres también se manifestaron cientos de personas cerca de la embajada israelí, mantenidas a cierta distancia por la policía, agitando banderas palestinas y pancartas en las que pedían "detener la masacre" y gritando consignas como "Gaza, no te dejaremos morir".

Varios participantes hablaron en público para denunciar la toma de posición del gobierno británico. El ministro de Relaciones Exteriores británico, William Hague, estimó el jueves que Hamas era "el principal responsable de la crisis actual" y condenó los disparos de morteros desde Gaza contra Israel.

"Queremos que el gobierno británico apoye el derecho internacional y los derechos humanos y pida a Israel que detenga su guerra", declaró Sarah Colborne, directora de la "Campaña de solidaridad con Palestina", expresando la "vehemente oposición" de los manifestantes a la postura de la cancillería.

Desde que empezó la operación militar israelí el miércoles, han muerto 43 personas 40 palestinos y tres israelíes, y otras 400 han resultado heridas, unas 385 de ellas palestinas.

Los bombardeos israelíes destrozaron el sábado la sede del gobierno de Hamas mientras que Israel movilizó a 20.000 reservistas en la frontera con el enclave palestino para preparar una posible intervención terrestre.