El artista tomó al afamado como inspiración para construir un pastel en homenaje al peculiar estilo del cineasta, el cual refleja en todas sus cintas.

Se trata de una torta hecha a base de chocolate blanco y negro, que reproduce conocidos pasajes de las películas de Burton como El jinete sin cabeza, The nightmare before christmas, El gran pez, entre otras.

Este 'pastel zootrópico', que hace referencia al (máquina que al hacerla girar permite ver una secuencia de dibujos en movimiento), tiene un resultado visual fascinante.