Nicholas Kristof relató, en noviembre del 2011, la terrible situación en que vivía un grupo de niñas que eran víctimas de trata de personas en un burdel de Camboya.

La historia de rescate de estas niñas fue narrada por el periodista de The New York Times (NYT) a través de su cuenta de Twitter.

El pasado 30 de agosto él recibió una buena noticia. Una de las niñas rescatas del burdel que él ayudó a exponer en la historia publicada en NYT, se encontraba "saludable y fuerte", según escribió en su cuenta de la red social.

La pequeña envió un video a Kristof. En el material, ella agradece al periodista por salvar su vida y espera "verlo nuevamente".