Los mexicanos recibieron al ayer viernes en medio de vivas y aplausos. En , , varios grupos de seguidores se congregaron en las avenidas donde transitaría el Papamóvil para vitorear frases como "México siempre fiel" y "Benedicto, amigo, México está contigo". El resguardo del vehículo papal fue estricto y, pese a que su tránsito por las principales calles de León fue fugaz, nadie quiso perderse el momento de ver al Papa, aunque sea detrás de los vidrios.

Sin embargo, la visita del Papa no solo ha despertado la actividad de cientos de feligreses católicos, sino también una fuerte resistencia por parte de quienes abogan por un estado laico. Mientras que en León celebraban la visita del Sumo Pontífice; en la , diversos colectivos se reunieron alrededor del para protestar contra la visita del líder de la Iglesia Católica.

Las premisas por las que se reunieron alrededor de 150 personas, según informó el diario mexicano , eran el respeto de la separación Iglesia-estado y el rechazo a la visita del Papa, la cual calificaron como una acción política debido a que el pueblo mexicano se encuentra ad portas de ingresar a una intensa campaña presidencial.

Asimismo, acusaron a la institución católica de "sexista y patriarcal". Durante la intervención también se pronunciaron frases como "México siempre laico" y "si Juárez viviera, con nosotros estuviera", en referencia a , un recordado político mexicano liberal e indígena.

De acuerdo a un comunicado leído durante la manifestación, ellos no pretendían "ofender a la religión o a las personas católicas, sino pronunciarse contra la figura del Papa y la iglesia que dirige", según informó .