Luego de 42 años, cerró este sábado su último reactor nuclear, el número 3 de la planta de Tomari, después de la . Esta es la primera vez que el país nipón se queda sin centrales atómicas. Como se sabe, Japón se sostuvo, en gran medida, de la energía nuclear para sus necesidades de electricidad.

Para garantizar esta demanda, sin la potencia de reactores nucleares en grandes ciudades como Tokio, "las operadoras eléctricas han potenciado el uso de las plantas térmicas, lo que ha intensificado el gasto en la importación de crudo y gas licuado", informó .

Ante la preocupación de que se genere un desabastecimiento energético, el principal objetivo del gobierno nipón está orientado a reiniciar los reactores nucleares que hayan superado los test. En este sentido, el primer ministro, Yoshihiko Noda, espera contar con el "apoyo de las regiones y ciudades que acogen las centrales", informó .

Sin embargo, los pobladores de Tokio salieron a las calles para celebrar el cierre nuclear que se espera sea temporal. Los manifestantes esperan que el gobierno encuentre otra alternativa de abastecimiento energético para evitar catástrofes como la del 2011 en Fukushima.

Estos son algunos videos de las marchas antinucleares en Tokio.