Saltar en caída libre, desde un helicóptero a 1,4 km. de altura y sin paracaídas, parece ciertamente una receta para una muerte segura. Sin embargo esto no disuadió al experimentado doble de riesgo de intentarlo, siendo el primero en sobrevivir tal hazaña, realizada tan solo con la ayuda de un y unas cajas de cartón estratégicamente dispuestas.

Pero no fue solo suerte lo que hizo que este hombre de 42 años – un profesional del que ha colaborado en escenas de acción de cientos de películas y series – sobreviviera esta espectacular proeza realizada en (Inglaterra).

Detrás de lo que parece una imprudente iniciativa (incluso se esperó a que la situación meteorológica estuviera óptima), además de la habilidad acumulada por Connery a lo largo de su carrera.

"Ciertamente estuvo tambaleante en el camino", visiblemente emocionado después del salto. "Pero todo funcionó a la perfección".