El volcán Fuego en Guatemala comenzó a arrojar este jueves lava y ceniza, originando la evacuación de unas 30 mil personas de comunidades aledañas y la suspensión de algunos vuelos, señalaron autoridades a la agencia Reuters.

Fuego, a unos 40 kilómetros al suroeste de la capital, lanzó una columna de lava de 30 metros de largo desde el cráter, dijo Sergio Cabañas, director de Respuestas a Emergencias de la (Conred).

Hasta la tarde de hoy, unos 11 mil pobladores habían abandonado sus hogares hacia zonas más seguras, pero las evacuaciones continuaban. "Por el momento la lava no ha causado problemas con las evacuaciones, pero puede ocurrir si baja esta correntada", declaró Cabañas.

El volcán, cuya actividad aumentó el fin de semana, arrojó cenizas en pueblos cercanos como Santiago Atitlán, San Lucas Tolimán y Santa Lucía Cotzumalguapa, agregó la entidad estatal.

El presidente de Guatemala, , dijo que el volcán podría generar problemas en la capital, como ha sucedido en el pasado con los cuatro volcanes activos que hay en el país.

"Es lamentable pero este es un hecho que se está dando en este momento en nuestro país, así que vamos a hacer nuestro mejor esfuerzo para evitar que haya daños personales", dijo el mandatario, quien está de visita en Costa Rica.

, a casi 40 kilómetros al sur de la ciudad, cubrió el área de una gruesa capa de ceniza negra y roca, obligando a evacuar a cientos de familias y a cerrar el aeropuerto.