El paso de dos mini tornados por las ciudades de y , en , durante el domingo, sorprendió a los pobladores de estas localidades. En Marsella dejó por lo menos 25 heridos leves mientras que daños en un centenar de casas y edificios de Vendée.

En ambos lugares la tormenta y los fuertes vientos fueron las causas de la formación de este fenómeno. Sin embargo, "la gente se sorprendió, sobre todo los ancianos, por la magnitud del ruido", declaró un residente de Vendée a de Francia.

Otro poblador, esta vez de Marsella, relató parte de lo que vio cuando se desarrolló este mini tornado. "El cielo estaba muy oscuro, habían objetos lanzados como árboles, pedazos de madera, periódico, cartón…", dijo Bouveri Olivier al medio francés.