En la se libra una batalla en torno a la que se recrudece día a día. Médicos y personal sanitario se han unido contra los planes de privatización en el sector del gobierno regional, en manos del Partido Popular (PP) de , en el marco de las medidas de austeridad frente a la crisis económica que sacude España.

Desde y encierros en los centros sanitarios de la región madrileña.

Los médicos están convocados desde hace cuatro semanas a una huelga indefinida de lunes a jueves y hoy cumplieron su decimoquinta jornada de paro. Los directores de más de cien de los 270 centros de salud de la región*, los que prestan la atención primaria a los ciudadanos, plantean presentar su dimisión en bloque, lo que paralizaría la actividad en ellos.

Es la denominada que bautiza el levantamiento de los sanitarios contra los planes del gobierno regional. "La sanidad no se vende, se defiende", claman contra unas medidas que aseguran que rebajarán la calidad de los servicios de salud en una región de 6,5 millones de habitantes.

El Ejecutivo de la Comunidad de Madrid, presidido por , quiere privatizar la gestión de seis hospitales y 27 centros de salud públicos. Seguirán siendo de acceso gratuito para los madrileños, pero su gestión quedará en manos de empresas.

"Mis hijos y mi familia merecen una sanidad pública", dice Marisol Pau, una enfermera del hospital del Tajo, que se ha puesto en huelga de hambre junto a un pediatra de dicho centro, uno de los que el gobierno regional de Madrid pretende privatizar.

Según el Ejecutivo regional, la crisis económica y la reducción del presupuesto sanitario que se deriva de los recortes que se hacen para luchar contra ella lo obligan a tomar esa medida, con la que pretende ahorrar, según dijo hoy, 200 millones de euros anuales.

Médicos, personal sanitario y también muchos ciudadanos que se han unido a las protestas y las manifestaciones consideran que ese modelo terminará con la sanidad de calidad en Madrid. Esta huelga ha dejado casi 5 mil operaciones suspendidas y más de 31 mil consultas sin atender.