Luego de 15 meses de que fuera derrocado en Egipto por las movilizaciones que motivaron lo que se conoce como Primavera árabe, este miércoles los egipcios asistieron a las urnas para elegir, por primera vez libremente a su próximo presidente.

La elección se llevó a cabo en un ambiente de celebración democrática y los electores se mostraron motivados aunque, algunos, aún no sabían por quién votar. "Votaré hoy, pase lo que pase, es algo histórico, aunque no sé por quién votaré", dijo Mahmoud Morsy a la agencia . Luego, añadió que posiblemente lo haría por el candidato de los , Mohamed Mursi, cuyo partido es el mayoritario en el Parlamento.

Según informó esta misma agencia, no se reportaron graves incidentes durante las elecciones. Sin embargo, Ahmed Shafiq, último primer ministro de Mubarak, fue atacado con piedras y zapatos lanzados por algunos manifestantes. Esto sucedió en luego de que Shafiq, de 70 años, emitió su voto.

Se prevé que ninguno de los 12 candidatos alcance más de la mitad de los votos, por lo que una eventual segunda vuelta se llevaría a cabo, entre los dos más votados, los días 16 y 17 de junio.

Los resultados oficiales de esta primera vuelta se darán a conocer oficialmente el martes, aunque para este sábado las cifras ya deberían estar parcialmente definidas.