La ciudad estadounidense de , considerada la cuna de la revolución automotriz, está adoptando métodos de transporte con menos impacto en el medio ambiente. Parte de esta transición es la elaboración de más ciclovías, las que forman una red interconectada que recorre toda la metrópoli.

Facilitando estos cambios, las autoridades de la ciudad recurren a , el servicio de mapas de Google, para difundir la información de las nuevas rutas a sus más de 700 mil habitantes.

Un , coordinador de vías verdes en Detroit, utilizando la herramienta –que permite a sus usuarios añadir información al servicio del gigante de Internet– para trazar las vías de bicicleta, lo cual tiene como consecuencia un mapa más fiel a la realiad, además de una mayor facilidad para encontrar rutas más rápidas a cualquier destino.