Hombres armados mataron a tres soldados keniatas en el noreste de , indicó este lunes la policía, un día después de que murieran siete personas en tras la explosión de un autobús.

"Los tres (soldados) fueron baleados cuando estaban cambiando una rueda pinchada de su vehículo. Los hombres armados los sorprendieron y los ultimaron", dijo una fuente policial, que pidió el anonimato, a la agencia AFP.

Además de las siete personas que murieron el domingo al estallar una bomba en un vehículo, más de 29 resultaron heridas indicó la Cruz Roja keniata.

Kenia ha sido blanco de varios ataques con granada o con bombas desde que el ejército keniata entró en Somalia en octubre de 2011 para luchar contra los insurgentes islamistas shebab.

Estos amenazaron en varias ocasiones a Kenia con represalias pero nunca reivindicaron ningún atentado, que las autoridades keniatas le atribuyen a menudo.

Este lunes la violencia continuó en Nairobi. Según , una turba ingresó al barrio Eastleigh, donde la mayoría de sus residentes son somalíes, e irrumpieron en casas y tiendas de estos en represalia al ataque del domingo.